¿Por qué siento que doy mucho en mis relaciones?


Esa pregunta del título me obliga a plantear la siguiente  ¿Te has atrevido a decirle a tu pareja qué es importante para ti y que tú valoras? Cuando estás en una relación es importante evaluar sobre el valor en función de lo que estás dando y lo que estás recibiendo. Muchas veces vemos que en las parejas hay una especie de contrato invisible, sobrentendido nunca escrito, y mucho menos expresado y explicado, que los dos acuerdan sin saberlo ni reconocerlo abiertamente, cada quien asume responder por algunos asuntos propios y de la pareja.
A veces, por ejemplo, puede ocurrir que la mujer le dice al hombre: "Yo me ocupo que tengas seguridad emocional en tu trabajo"; y a veces el hombre le dice a la mujer: "Yo me ocupo que no sufras de soledad cuando son los eventos familiares"; por supuesto esto es una de las tantos acuerdos invisibles que se puede lograr, en un plano no consciente  con el único objetivo de tratar de protegerse el uno al otro de sus sombras y completar sus carencias. 
En este sentido, esa relación tiene un contrato, muchas veces oculto, de ayuda, entendida como protección o seguridad frente a los desafíos de la relación pero al pasar el tiempo, uno de los dos, o los dos, siente que eso ya no es suficiente porque siente que ella o él están dando de más o que no están recibiendo lo que "debería"
Yde repente la relación se transforma en una prisión demasiado cómoda para el que recibe mayores beneficios y al mismo tiempo la relación se convierte en un tanque asfixiante para quien siente que está dando todo.
Por lo tanto la tarea de crecer y madurar en la relación se torna cuesta arriba para uno o simplemente la relación no crece para ninguno y empieza esos pensamientos de que ya es hora de que todo cambie y eso conlleva a que uno de los dos, o los dos, decida hacer un cambio importante. Por ejemplo, que ella o él digan: "Es demasiado para mi, es hora de terminar".
Si tu pareja padece de rasgos narcisista, ni creas que vas a salir tan rápidamente de esa relación, has sido magnifica proporcionando todo el soporte emocional, financiero o laboral que él necesita. Entonces puede suceder dos situaciones: el te da un espacio de tiempo y luego empieza a enamorarte o simplemente acepta que se termina la relación porque ya tiene otra persona que provea exactamente lo que estabas dando.
Entonces tu esperanza de que la relación se "corrija" y se adapte a lo que tu esperabas, se desmorona y es ese justo momento que puede surgir pensamientos de que no es tan malo dar más de lo que recibes; y hasta lo busques para seguir en esa relación; y si regresaran sin aclarar los téminos del contrato invisible, la historia se repetirá otra vez porque no existe la reciprocidad entre los dos y lo más complejo es que en el caso de que tu pareja sea uno de los hombres con rasgos narcisista no tendrá el menor ineterés en equilibrar la balanza de la relación porque de eso es parte del abuso de las relaciones con ese tipo de parejas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué amo a alguien que me quita mi paz?

¿Cómo ser una mujer integrada?

¿Cómo hago para olvidarlo?